Spoiler Alert: Otra versión de NIN

¿Ser uno de los pocos artífices de la grabación de un DVD? Increíble. ¿Registrar en tu celular un concierto y luego agregarlo a un vídeo? Más increíble. ¿Tener en tus manos imágenes de alta definición, ayudarle a una gran banda a editar un concierto y lanzarlo de forma gratuita para reírte de los candados de la industria discográfica? ¡Aún más increíble!

Por el momento sólo recuerdo cuatro grupos, pero seguramente se unirán más en los próximos años a la mentalidad de Beastie Boys, The Shins, My Morning Jacket y Nine Inch Nails, que no sólo lograron una nueva forma de registrar su historia, también involucraron a sus seguidores en la creación de su huella visual y, en algunos casos, se saltaron al intermediario que capitaliza las ideas y evita la relación directa entre un acto y su público.

Inició el 9 de octubre de 2004, cuando los Beastie Boys armaron a 50 personas con cámaras de vídeo en un concierto de lleno total en el Madison Square Garden. Les pidieron que mantuvieran la cámara encendida todo el tiempo, grabaran todos los aspectos que desearan y capturaran todas las emociones en el escenario o fuera de él. Al final, cada afortunado camarógrafo llevó la grabación (con la cámara por supuesto) a la taquilla y vio su trabajo resumido dos años después en el DVD Awesome; I Fuckin' Shot That!. Durante la gira promocional del material los Beastie Boys repitieron la hazaña en The Late Show with David Letterman, donde miembros del público imitaron el espíritu de la película.

Ese mismo año Current TV elevó el experimento con The Shins. El grupo y el canal fundado por Al Gore aprovecharon una presentación en el festival Austin City Limits y le pidieron a la audiencia que capturara cada momento de la canción Phantom Limb con sus teléfonos celulares y cámaras digitales. El resultado fue algo llamado All Eyes On The Shins, un vídeo conformado por 200 clips de los fans donde la historia de la música parecía doblarse en diferentes calidades y emociones.

Current TV repitió el experimento en 2007 con All Eyes on My Morning Jacket, un vídeo de la presentación del grupo acompañado por la Chicago Youth Symphony Orchestra en el festival de Lollapalooza. El clip ésta vez fue construido con varios cientos de vídeos capturados con celulares y cámaras digitales, cada fragmento fue utilizado, desde los preparativos y peticiones del grupo en el escenario hasta las más remotas emociones en la ola humana. Verdaderamente lograron construir un emotivo vídeo para la canción Gideon.

A diferencia de Beastie Boys, The Shins y My Morning Jacket, Nine Inch Nails no quiso las grabaciones amateurs, prefirió darles el voto final sobre la edición y la forma en que debía mostrarse a NIN en vivo, pero con una calidad de grabación superior. Inicialmente esa no era la intención del proyecto, cuando planearon la gira Lights In The Sky el grupo tenía grandes ambiciones y arrastró consigo a lo largo del 2008 una producción multimedia de proporciones nunca antes vistas (ni en las más grandes giras de U2) para capturar cada aspecto del escenario y del tour, sin embargo múltiples factores que no han sido realmente explicados (pero que podemos imaginar) impidieron el lanzamiento comercial del DVD.

NIN decidió que tanto material no debía quedarse enlatado, la mejor opción fue poner a disposición de sus seguidores un archivo de 405gb en alta definición de tres diferentes conciertos de la gira y darles libertad creativa. “Sin reglas. Sin compromisos”. Fue un regalo, un experimento que adquirió dimensiones inimaginables y superó las expectativas del propio grupo o cualquier bootleg que hayamos visto, incluso la respuesta fue aún mejor que cuando lanzaron canciones para ser remezcladas con libertad absoluta.

Los fans se organizaron en tres continentes y cuatro idiomas, editaron cientos de imágenes, ensamblaron sus propios DVDs y discos en vivo, incluso hicieron proyecciones de lo que crearon, pero el último paso lo dieron hasta hace una semana, cuando This One Is On Us lanzó de forma masiva y gratuita Another Version of the Truth: The Gift, el documento visual que representa a los fanáticos y todos los formatos posibles, desde Blu-ray y DVD hasta iPod y YouTube, incluso viene acompañado con un grandioso booklet en PDF.

Después de ver el concierto y darle montones de vueltas al booklet (si, como muchas personas invertí demasiadas horas de descargas), puedo decir sin duda alguna que hasta este momento, Another Version of the Truth: The Gift es el mejor ejemplo de como un grupo y su devota base de fanáticos pueden llenar el vacío que los antiguos medios quieren preservar. Ahora es tu turno de verlo, descarga los diferentes formatos aquí o invierte mucho tiempo en YouTube para ver ese regalazo de NIN y sus talentosos seguidores.

Publicado en Resonancia Magazine

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk