End of the Century - The Story of the Ramones

Si alguna banda es una prueba de la ética punk y que el virtuosismo musical no tiene nada que ver con el éxito, esa debe ser The Ramones. Salvo un breve coqueteo con los excesos del genio/loco productor discográfico Phil Spector, The Ramones se mantuvo bajo una dieta básica de tres acordes y rock primitivo durante tres décadas, porque nunca fueron grandes músicos y no necesitaban serlo. Lo que tenían era una presencia en el escenario y una feroz actitud que gritaba "los monstruos puede ganar".

Realizado en el tiempo en que Joey Ramone ya había fallecido y lanzado en el momento en que Dee Dee y Johnny también murieron, End Of The Century descarga el sentimiento rápido y furioso que caracterizó la música de la banda. Iniciando con su introducción en el Rock and Roll Hall Of Fame en el año 2002, presenta una colección divertida y perspicaz de treinta años de existencia de una banda de punk creada por cuatro personajes de Queens que adoptaron como uniforme un corte de cabello de tazón, chamarras de piel, pantalones de mezclilla raídos y el apellido Ramone, pero que de alguna manera lograron armarse con una limitada habilidad musical y canciones como I Wanna Be Sedated y Now I Wanna Sniff Some Glue para convertirse en una de las entidades más influyentes de la historia de la música.

El documental se enfoca en dos fuerzas esenciales de los conflictos al interior de la infeliz historia de la banda. La primera involucra las contradicciones entre su posición como innovadores y su fracaso para vender discos. En la década de los 80s ya iban en caída en espiral y presentaban una versión reducida de sí mismos, llevaban más de una década presentando las mismas canciones para fervientes fanáticos en pequeños clubes y auditorios, notando que a pesar de su empeño, entrega y grandes esfuerzos, el éxito comercial pasaba de largo ante ellos, sin embargo, virtualmente cada banda de punk que siguió los pasos de The Clash y Sex Pistols se encuentran en deuda con The Ramones

El otro gran conflicto presentando en End Of The Century involucra a Johnny y Joey Ramone, quienes de hermanos de nombre pasaron a un odio que no evitó que el grupo continuara en su búsqueda del éxito. Gran parte de la película se centra en las tensiones entre el guitarrista y el vocalista, y el rígido código musical que permitía que tres miembros de la banda lograran encajar en la familia Ramone, mientras que una serie de bateristas siempre se mantuvieron en el exterior de ese círculo.

Jim Fields y Michael Gamaglia claramente reverencian al grupo, pero aún así muestran a The Ramones con su genialidad y sus miserias. Y dada la tumultuosa historia de la banda, sería absurdo no hacerlo. Los directores trazan su sorprendente impacto con furia y actitud, sin embargo no omiten el hecho de que nunca obtuvieron un reconocimiento real en ventas. Gramaglia y Field trazan las razones detrás de esa tragedia utilizando increíbles imágenes de conciertos y una larga lista de entrevistas, que dejan claro que la verdadera tragedia se encontraba detrás del escenario.

Joey era dolorosamente tímido y romántico, Dee-Dee era un problema sobre todo en sus momentos copado en heroína, Johnny era un controlador que temía salirse del canon establecido al principio de la banda y el baterista original (y productor del grupo durante mucho tiempo) Tommy era demasiado articulado para el primitivo punk, pero aún así lograron forjar a The Ramones. Las personalidades que emergen son causticas, extremas y, más que nada, tristes. Todos y cada uno de los involucrados en The Ramones hablan de ello y muestran como se odiaban como sólo pueden hacerlo un grupo de personas que ha tocado en cientos de conciertos.

End of the Century libera esas inesperadas imágenes de la cripta, incluyendo una hilarante presentación donde la banda discute en el escenario sobre que canción tocarán después, muestra anécdotas punzantes y reveladoras, como el momento en que Joe Strummer de The Clash recuerda como Dee Dee lo ayudó a colarse a través de una venta junto con Johnny Rotten de Sex Pistols al primer concierto de The Ramones en Inglaterra. El histórico concierto del 4 de julio de 1976 que provocó que todos los presentes quisieran formar una banda.

El material de archivo no tiene precio, con imágenes inéditas de Television, Blondie, Talking Heads y The Stooges obtenemos el contexto donde se encontraban The Ramones al principio, sin embargo son las entrevistas las que revelan el interior del grupo. Observamos a Joey y Dee Dee Ramone en sus últimos años antes de morir y los escuchamos contar que se sentían al ser la mayor referencia punk sin ver nunca un centavo para vivir de la fama que surgió a partir de su primera presentación en CBGB, que según explica el periodista Legs McNeil “fue como si la SS hubiera entrado”. También comprendemos su contante búsqueda y frustración, que los lleva hasta Phil Spector para grabar a punta de pistola el disco End Of The Century.

Durante dos horas cubrimos las deficiencias musicales que se convirtieron en habilidades en The Ramones, pero el filme muestra tanto como sus discos que la banda creaba confianza en la incompetencia. Tristemente, esos discos nunca se vendieron y las estaciones de radio nunca quisieron abordar las canciones que posteriormente construyeron carreras. La banda intentó todas las formas posibles para alcanzar el éxito, pero ni I Wanna Be Sedated, Do You Remember Rock & Roll Radio?, videos fascinantes, una película y Phil Spector como productor, lograron darles el éxito en su momento.

A través de un filme tan convencional como End of the Century, queda demostrado que el poder de The Ramones no radicaba en su innovador estilo, sino en la historia que forjó esos tres acordes tocados a velocidades supersónicas, las letras que cruzaban una delgada línea entre lo aturdido y lo irónico, y habilidades tan rudimentarias que lograron cambiar la trayectoria del rock 'n' roll.



Licencia Creative Commons
Level 11 por Karina Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.sonicarsenal.blogspot.com.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk