Spoiler Alert: A Space Oddity, el híbrido de Bowie y Kubrick

Si algo le debemos a la década de los 90 fue enterarnos de la existencia de The Dark Side of The Rainbow (también conocida como The Wizard of Floyd o The Dark Side of Oz), la increíble sincronía del disco de Pink Floyd y la película The Wizard of Oz, que después derivó en los experimentos The Wall con Alice in Wonderland y el más reciente Another Brick in the WALL-E. Todos producían momentos en los que el filme y el álbum parecían corresponderse uno al otro, provocando una versión alterna que los mismos integrantes de Pink Floyd etiquetaron como mera coincidencia.

En esa década en que todavía practicábamos la contemplación del arte de un disco, muchos llevamos a cabo el experimento por esa misma razón, porque contemplábamos el álbum y nos sobraba tiempo para comprobar leyendas urbanas de la música. Tal vez Fritz von Runte pensó en esas sincronías cuando empezó a trabajar en Bowie 2001, pero claramente fue más allá al combinar a David Bowie con el clásico de ciencia ficción 2001: A Space Odyssey bajo una nueva secuencia de escenas y el ritmo de varias canciones remezcladas, para crear una nueva historia alrededor de las múltiples personalidades que ha adoptado el músico.

Aunque la experiencia parece una mera coincidencia como la de Pink Floyd y la película de Victor Fleming, la película de Stanley Kubrick tiene una gran relación con David Bowie y la creación no sólo de Major Tom, sino de muchos personajes que siguieron a Space Oddity y que de una u otra forma crecieron y evolucionaron a partir de 2001: A Space Odyssey y las misiones del programa Apollo a la luna.

La historia detrás de los personajes creados por Bowie es bastante larga y tendríamos que remitirnos a las canciones Space Oddity, Ashes to Ashes y Hallo Spaceboy, además de los discos Outside, Station To Station y The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, pero en el contexto de Fritz von Runte tienen otros objetivos.

Bowie2001 - A Space Oddity es sobre Starman contando la historia de una estrella joven, Ziggy cubierto de polvo lunar expulsado en el vacío del espacio, The Thin White Duke perseguido por un gran monolito negro y Major Tom asesinando a HAL 9000, la reencarnación electro-mecánica de Nathan Adler.

El proyecto no se detiene en la concepción de cuatro historias con base en las letras de las canciones (que son las que verdaderamente explican las escenas), porque Bowie2001 - A Space Oddity no sólo es una reinvención de 2001: A Space Odyssey, también es una mezcla continua de tracks, con sonidos de la película original y canciones de Bowie.

El filme se trata de 100 minutos que fueron presentados hace algunos meses en ciertos festivales europeos, pero que desde la semana pasada pueden descargar, escuchar y ver de forma gratuita en el sitio oficial del proyecto. Gracias a la sincronía y la recreación de los tracks, es algo verdaderamente extraño de ver, pero de una forma positiva.

Publicado originalmente en Resonancia Magazine

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk