Punk: Attitude

“En esencia, es un hombre que busca en el mundo, vive diciendo 'vete a la mierda'”, sin embargo la idea que presenta Henry Rollins al inicio del documental no tarda en desarrollarse hacia una cultura, un estado mental y una actitud. El punk no sólo es un género. El director Don Letts ha logrado documentarlo en diversas ocasiones, siempre ha logrado mostrar la energía que acompaña a la palabra, pero en Punk: Attitude intenta llevar el concepto a las áreas que engloba y que comparten su atmósfera con la música, como son arte, cine, literatura y moda.

El resultado no es un documental para quienes buscan una gran cantidad de imágenes en vivo y el sudor en el mosh pit, es una imagen del sonido y una recopilación de información para redondear la actitud que creció de las filas del rock and roll hacia el rechazo contra lo establecido, principalmente en la década de 1970.


A través de un relato oral, Don Letts coloca en Punk: Attitude las piezas para definir la palabra y sus múltiples variantes, evidenciando las diferencias entre el punk británico y estadounidense – sobre todo en cuestiones de música y comunidad. Las incongruencias permiten llegar a la intención del director, revelar que no todo está definido por un sonido o la apariencia de sus seguidores, muestra a través de diversas entrevistas que simplemente es otra forma de observar el mundo.

Punk: Attitude evita la nostalgia, no busca definir un mapa de grupos punks, en todo caso mantiene una línea paralela a la música con la visión general y la ira por la situación actual, tanto en lo musical como social a través de los testimonios de grandes protagonistas del género como Jello Biafra de Dead Kennedys, Paul Simonon de The Clash, Glen Matlock y Steve Jones de Sex Pistols, Tommy Ramone, David Johansen de New York Dolls, Wayne Kramer de MC5, Pete Shelley y Howard Devoto de Buzzcocks, Captain Sensible de The Damned, Martin Rev de Suicide y Glenn Branca, entre otros.

Con las voces de los músicos antes mencionados, Don Letts establece las influencias del punk y sus raíces, partiendo de la década de 1950 con Jerry Lee Lewis, Chuck Berry y Elvis Presley, pasa a los 60 con The Kinks, Count Five, The Doors y The Velvet Underground, empieza a darle forma al sonido con Stooges, MC5 y New York Dolls, todo para llegar a Sex Pistols, The Clash, Ramones, X-Ray Spex y The Slits, las bases del punk, los subgéneros, la evolución hacia el No Wave y el hardcore de los 80 con Black Flag, The Circle Jerks, Minor Threat, Dead Kennedys y muchos otros.

El documental no es sobre contar nuevas historias sobre bandas, los nombres conocidos sirven para saltar a la escritura punk, a los numerosos fanzines subterráneos, el arte callejero, la utilidad de los broches de seguridad y su transformación en moda. Aunque es inevitable el paso por los sonidos, Letts no se detiene en la música, explora la cultura punk y ayuda al espectador a comprender las partes integrales de lo que lo era entonces y lo que se ha convertido ahora.

No es la historia definitiva, pero si es un documental de iniciación a su cultura, convirtiendo el adjetivo peyorativo en un estilo de vida. Como explica el director Jim Jarmusch: “La parte rebelde de la misma es muy importante, la gente puede ser demasiado complaciente... la lucha contra esa complacencia es punk rock”.



Licencia Creative Commons
Level 11 por Karina Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.sonicarsenal.blogspot.com.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk