American Hardcore

Lejos de las explicaciones de lo que fue y más cerca de la descripción de un sentimiento esparcido, el director Paul Rachman establece un mapa visual para el libro American Hardcore de Steven Blush, partiendo de la administración de Ronald Reagan y la perspectiva de quienes intentaron mostrar su enojo y decir todo lo posible en 32 segundos.

Con parte de su origen aún en la memoria, pero omitiendo la parte de la historia que viene del Reino Unido, American Hardcore parte de 1981 con la llegada al poder del ala conservadora, encuadra el crecimiento del punk como una reacción contra el estado de ánimo alentado por los Republicanos de Reagan. Lleva al género al punto de la desilusión por la política, el enojo por la avaricia de la industria discográfica y la unión de diversos territorios de Estados Unidos en una manifestación contra lo establecido por un breve periodo de tiempo.


Abarcando de 1980 a 1986, el documental examina a un movimiento, una generación que trabajó durante unos pocos años para lograr un cambio real y trató de cambiar la escena musical a través del descontento, encontrando una válvula de escape para la energía, la rabia y los golpes en los escenarios donde el moshing parecía otra manifestación estadounidenses en los años 80. Mientras Reagan decía que era el amanecer en América, el hardcore apuntaba hacia la medianoche y una larga madrugada lejos del éxito comercial y en contra de cualquiera que hubiera vendido sus ideales.

American Hardcore no sólo es sobre posturas y el discurso detrás de cada canción, es sobre el aspecto primitivo y violento del punk que coincidió con la formación de una izquierda organizada según explica Henry Rollins, vocalista de Black Flag que por muchas razones se convierte en la parte central del documental al mostrar la inteligencia, la furia y ser la prueba de que en el punk, un líder debía dominar más la batalla a puño limpio que la estética de una canción para establecer credibilidad en cada actuación.

Con el paso de las bandas, las declaraciones y las pocas imágenes de los grupos en vivo con la letra de las canciones al estilo del documental The Decline of Western Civilization en la parte inferior de la pantalla, la película invierte mucho tiempo en la nostalgia para explorar las raíces del punk en Estados Unidos, la mentalidad Do It Yourself, las giras de bajo presupuesto con una red de alianzas y sillones de ocasión bien establecidas entre todos los integrantes de la escena.

En contra de la sencillez y brevedad del punk, American Hardcore se extiende para afirmar sus ideales, lo que sus líderes creían y defendían, y si tenían algún impacto sus intentos de dirigir movimientos sociales. La combinación de fragmentos en vivo y entrevistas ofrecen visión integral de la revolución musical que definió una era por medio de anti héroes.


American Hardcore (Documental) from hardcorepunkarg3 on Vimeo.


Licencia Creative Commons
Level 11 por Karina Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.sonicarsenal.blogspot.com.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk