Meeting People Is Easy. A Film About Radiohead

“Tienes una banda. Has tenido éxito moderado con tus dos primeros álbumes. Lanzas tu tercer álbum, te gusta bastante. No es gran cosa, eso es lo que hacen las bandas. Entonces, de la nada, eres aclamado como el salvador del rock n 'roll”, ese el contexto general de Meeting People Is Easy, expuesto de forma certera por uno de los tantos periodistas musicales que desfilan por la película, expone en pocas palabras la manera en que un grupo pasa del anonimato al infame momento del éxito.

Thom Yorke, el vocalista de Radiohead, establece el tono de ese periodo al separarse de la realidad de forma deliberada con la nota “No estoy aquí y esto no está sucediendo realmente” en la habitación del hotel, nos guía con esa frase a través de un sueño lúcido de puertas giratorias, pruebas de sonido, entrevistas, la grabación de identificaciones para estaciones de radio y presentaciones, todo el proceso parece un bucle construido con las mismas piezas, cada repetición mata los sentidos y debilita el espíritu.


Cuando el sello EMI comisionó el documental, tenía el objetivo de extender el paquete de prensa y la fama del disco OK Computer, sin embargo el grupo y el director Grant Gee tomaron una dirección completamente inesperada al convertir el aparente éxito en una prisión y un discurso donde el público es un simple consumidor y la banda un producto más que debe cubrir un desfile interminable de preguntas y respuestas similares, obligaciones promocionales y presentaciones regidas por los sencillos exitosos. Se esperaba que el documental cubriera los mejores momentos a lo largo de la gira, abarcando la “grata” atención recibida de 1997 a principios de 1998, con la energía del grupo en vivo siendo capturada para el deleite de los fanáticos, sin embargo Meeting People Is Easy se transformó en una historia de fragmentos anímicos y una severa crítica a la industria de la música.

Tal vez no es la película estándar sobre una banda, pero en realidad si es una extensión de las ideas presentadas dentro de las canciones del disco OK Computer, la diferencia es el enfoque libre de la superficialidad de la fama. El objetivo no es darte algún tipo de acercamiento a las personas que forman el grupo, sino mostrar los efectos de la fama en los integrantes de Radiohead y como lo banal fue consumiendo a lo largo de los meses la energía de los músicos.

Conocer gente nueva es algo sencillo, pero toda la atención comienza a agrietar a algunos miembros de la banda, todos se muestran incómodos con su nuevo estatus de celebridad. En la rutina de promoción, son fotografiados una y otra y otra vez, inevitablemente terminan sin alma o al menos sumidos en la indiferencia que construye con cientos de fragmentos el filme Meeting People Is Easy. Los compromisos con la prensa se funden con pasillos de aeropuertos y hoteles, finalmente se encuentran en el escenario frente a un rugiente masa de miles de fanáticos, pero somos llevados abruptamente hacia una larga sesión fotográfica y un cuarto de hotel vacío.

El filme parece una serie de escenas sin lógica, sin embargo de esa manera logra transmitir el sentimiento de exasperación que convierte el ascenso en una experiencia integral, que más allá de las trivialidades genéricas de ser un “grupo de rock” es sobre el aburrimiento, la resignación, la aceptación masiva y el rechazo. El director Grant Gee construye un mosaico de ironías de la vida dentro del tour, reúne cientos de momentos a lo largo de un año que poco tienen que ver con la música, muestra pocos instantes de conciertos tan solo para convertirlos en una evidencia más de la monotonía.

Meeting People is Easy te sienta en la incomoda silla de Radiohead, destruye los mitos y da vida a un retrato de ansiedades codificadas, al igual que OK Computer lo realiza con un lenguaje de aislamiento y alienación. Grant Gee se apega a la estética del grupo para unir todos esos fragmentos, algo de ruido y confusión visual para capturar a cada uno de los individuos de Radiohead, nos da algo de la cara pública que acepta la monotonía y mucho de la cara privada que se vuelve gris ante la repetición con cansancio, hastío y frases inconclusas.

Lejos de la repetición de las mismas preguntas con diferentes respuestas, los clips de Gee son meta-comentarios sobre el grupo y la industria que propicia un documental por encargo, mostrando ciertas verdades dentro de la música. Los bajos y el aburrimiento sin duda superan a todo lo demás, con la inevitable depresión y la dureza cruda de la realidad, hay una visión concreta que se escurre entre las grietas de aeropuertos y habitaciones homogéneas.

Meeting People is Easy, que comienza como otro documental sobre la gira de un grupo de rock, se convierte en un filme experimental narrado desde el punto de vista de uno de sus componentes, Thom Yorke. Gee subraya la crisis que atraviesa el vocalista, el agotamiento es llevado de una frase promocional en Japón y la aceptación de un premio a la grabación del vídeo promocional de la canción No Surprises, con un plano fijo de Yorke dentro de un casco que progresivamente se llena de agua hasta que parece llegar a ahogarle, una metáfora de lo que le está pasando en la vida real.

Como un experimento no planeado, Meeting People Is Easy muestra exactamente lo que ocurre cuando colocas a un grupo extremadamente inteligente, creativo y que escarba en lo profundo del alma dentro del espacio monótono y superficial del culto a la celebridad, con expectativas irreales que derriban los muros de lo privado, teniendo la oportunidad de conocer mucha gente olvidable, experimentando algo que no es completamente musical sino una rutina que desafortunadamente viene dentro del mismo paquete del sonido.



Licencia Creative Commons
Level 11 por Karina Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.sonicarsenal.blogspot.com.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk