Corporate Ghost. The Videos: 1990-2002

Aunque en ésta recopilación de vídeos decidieron dejar afuera la trayectoria de Sonic Youth en la década de los 80, es interesante checar las ambiciones visuales del grupo, sobre todo cuando incorporan directores no consolidados –pero que se volvieron verdaderos artistas del vídeo-, músicos invitados a brincar furiosamente o los tributos sutiles a las bandas que apenas surgían a principios de los 90.

Corporate Ghost no sólo recopila la historia de Sonic Youth y los vídeos que utilizaron para promoverse, tanto en el underground como en MTV, también documenta de cierta forma la evolución y el paso de sus distorsiones a través de múltiples escenas. Sólo basta ver las playeras de Nirvana que aparecen en el vídeo de Dirty Boots para recordar los años de la franela. El sentimiento de nostalgia también surge en 100%, donde el grupo demuestra sus ataques juveniles a pesar de los años y se contorsionan en una fiesta de pubertos. Esa euforia juvenil también es la protagonista de Sunday, justo ahí aparece Macaulay Culkin comiéndose a besos a Rachel Miner y de repente interactúa en la guitarra con Thurston Moore.

Es fuerza sólo es tan notoria en el vídeo de Bull In The Heather, donde aparece en un frenético baile Kathleen Hanna, integrante en esos años del riot grrrl grupo Bikini Kill, y que demuestra la importancia que Sonic Youth daba a los grupos emergentes o que no se encontraban justo en la mira de los grandes emporios discográficos.

En la línea de los vídeos sumamente pensados y trabajados se encuentran Kool Thing, donde el grupo se vuelve más estilizado y participa en una especie de instalación con Chuck D, mientras Kim Gordon se convierte en el centro de atención y retoza con un gato negro, y My Friend Goo, vídeo en el que demuestran sus dotes como directores Kim Gordon y Thurston Moore. Little Trouble Girl es otro de los clips con contenido y una intención visual que sobrepasa el propio sonido de Sonic Youth, mientras Kim Gordon y Kim Deal cantan indiferentes en una atmósfera totalmente minimalista, una niña de tremendos ojos azules y dedos estirados brinca en un edificio en busca de su identidad alienígena.

Sin embargo no todo es artístico y frenético, Sonic Youth también tiene sus momentos de seriedad extrema. En el vídeo de Superstar, el grupo se viste de gala para interpretar con gran solemnidad el cover a The Carpenters, Moore olvida sus mejores movimientos y tan sólo se queda pegado al micrófono dorado y soporta la densa oscuridad que lo rodea. Kim Gordon soporta lo opuesto en Nevermind (What Was It Anyway), se mantiene distante en una luminosidad que sólo es opacada por su atuendo negro.

Los 23 vídeos incluidos en Corporate Ghost. The Videos: 1990-2002 definitivamente son testimonios de una banda llena de ruido, sin embargo el DVD ofrece otras cosas que los fans de Sonic Youth apreciarán. En primer lugar destacan los comentarios del grupo sobre la creación de la mayoría de los vídeos, pero también suenan importantes las aportaciones de Spike Jonze, Harmony Kornine, Kathleen Hanna y otros colaboradores.

Sin embargo entre todo el material lo mejor proviene de sus seguidores. Destacan My Sonic Room, donde Patty Orsini demuestra su fanatismo y convierte su habitación en una extensión de Sonic Youth, y el vídeo alternativo de Drunken Butterfly, que muestra la fuerza del grupo en unas marionetas de calcetín fabricadas por otro fan.

Corporate Ghost. The Videos: 1990-2002 muestra al Sonic Youth que tal vez no surge totalmente a través de su música, porque entre la distorsión y las letras agresivas no se dejan ver totalmente sus autores con la fuerza, el arte y la creatividad que llevan dentro. Este DVD reúne todo y te lo avienta en fuertes dosis para que disfrutes de una larga madrugada al lado de los reyes del indie en todas sus formas de expresión.

Publicado originalmente en Grita Radio

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk