El primer concierto de Rolling Stones

Apenas habían cobrado una nueva perspectiva para su vida, el servicio militar de dos años se había eliminado en el Reino Unido, el tiempo ganado se convirtió en múltiples estudiantes de la escuela de arte, grandes aficionados de las nacientes tiendas de discos y jóvenes impresionados con la primera actuación de Little Richard en la televisión británica.

La realidad es que Mick Jagger, Brian Jones, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts eran como muchos que formaron un grupo en esa época, tocaban en donde podían y transformaban radios en amplificadores aún con el peligro de electrocutarse, sin embargo tenían la química que otros carecían.

Cinco décadas después, la energía de los Rolling Stones continúa en su música, a pesar de los cambios de alineación, los discos no tan exitosos y las giras de cada vez mayores proporciones, lo que ocurrió el 12 de julio de 1962 en el Marquee Club en Londres se ha fortalecido.


El grupo ya había pasado por varias transformaciones antes de llegar a esa noche, los tratos por conveniencia habían eliminado a varios músicos en el camino e incluso su debut no fue planeado. Habían intentado tocar varias veces en los conciertos Jazz Club de BBC Radio, sin embargo la primera vez que lograron llamar la atención, la apariencia de Mick Jagger no fue del agrado de los organizadores, por lo que Blues Incorporated fue eliminado de la transmisión en vivo. Fue hasta la siguiente semana que bajo el nombre de The Rolling Stones lograron llenar el espacio de otro grupo que canceló su participación.

La improvisada actuación tampoco contó con todos sus integrantes, sólo la mitad de los Stones estuvo presente, Brian Jones más la dupla Jagger-Richards que desde entonces se hacía evidente. Dejando el Blues Incorporated, pero sin eliminar la idea de que deseaban ser la mejor banda de blues del Reino Unido, tomaron el nombre de la canción de Muddy Waters y presentaron 18 canciones en ese concierto, que no incluyó composiciones propias sino un set de covers a Jimmy Reed, Robert Johnson, Will Bradley, el propio Muddy Waters y Chuck Berry.

Hasta un año después, en 1963, el grupo verdaderamente explotó con su cover a Come On de Chuck Berry, el resto es una historia de millones de discos vendidos, varios documentales, dos muertes (una al interior de la banda y otra en un festival), varios récords de presentaciones y una docena de libros dedicados al grupo y a cada uno de sus integrantes.

Ahora rondando los 60 y 70 años, y la leyenda de que sólo las cucarachas y Keith Richards sobrevivirían a un holocausto, los integrantes de la banda llegan al gran 50, un aniversario que viene acompañado por más publicaciones, retrospectivas, exposiciones fotográficas y la posibilidad de una nueva gira donde afirmarán el espíritu de su canción más popular: (I Can’t Get No) Satisfaction. 50 años después, esa idea y su permanencia en los escenarios no puede ser más certera.

Publicado originalmente en Grita Radio

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk