35 años de Highway To Hell: Satán pagará mi derecho a tocar en una banda de rock

Han pasado 35 años desde que el concepto de vivir fácil, libre y con un boleto hacía una sola vía cobró vida, de aquel 27 de julio de 1979 a la actualidad han pasado muchas carreteras, las del infierno, las del cansancio y las del retiro, pero sobre todo las que establecieron nuevos parámetros para AC/DC.

Pocas canciones albergan todo el espíritu de un género y obligan a sus seguidores a levantar la mano como autómatas para hacer la rocker señal. "Highway To Hell" de AC/DC tiene ese poder aún 35 años después de haber sido escrita. Relacionada la mayoría de las veces con el satanismo, la canción en realidad es una celebración en medio del infierno creado por los detractores del grupo y al mismo tiempo es el punto final del vocalista Bon Scott.

El título de la canción surgió de una frase que solía pronunciar constantemente el guitarrista Angus Young durante sus giras por Estados Unidos. AC/DC realmente enfrentaba momentos difíciles cuando intentaba mostrar su música en América, Angus detestaba esa situación porque los perseguían acusándolos de satánicos. Entre 1977 y 1978 varios estados de ese país intentaron prohibir sus presentaciones, sin embargo el grupo los demandó y consiguió tocar donde se le antojara.

En represalia por la batalla perdida, no se les permitió hospedarse en los hoteles locales y tuvieron que quedarse antes de cada concierto en hoteles de paso en los límites del estado y soportar a una horda de grupos religiosos que les impedían cruzar cada ciudad con tranquilidad. Ese trayecto lleno de dificultades fue nombrado por Angus como la “carretera al infierno”.

El resto de la letra de "Highway To Hell" no tardó en surgir durante esas giras y se convirtió en una especie de himno para los integrantes del grupo, que a pesar de los múltiples conflictos se sobreponían y disfrutaban ser estrellas de rock. Bon Scott más que nadie dentro de AC/DC siguió al pie de la letra cada palabra de "Highway To Hell", cumplió cada uno de sus postulados hasta su muerte el 19 de febrero de 1980, fecha en la que realizó su última borrachera en Londres.

La letra de "Highway To Hell" glorifica el estilo de vida de los músicos, van en el camino disfrutando de una fiesta continua a la que se van sumando cada vez más personas (“descendiendo, ¡es tiempo de divertirse!, mis amigos también estarán ahí”). También es una afrenta a esas personas que intentaban detenerlos e impedirles tocar, ellos marcaban su independencia se podían ir “fácilmente” aunque sólo tuvieran “un boleto de ida”. AC/DC creaba su propio viaje y lo disfrutaba con excesos, “no había señales de alto, límites de velocidad. Nadie me va a detener… Satán pagará mi derecho a tocar en una banda de rock”

Aunque AC/DC ya gozaba de cierta popularidad a finales de la década de los 70, fue hasta que Bon Scott bebió hasta morir que "Highway To Hell" se convirtió en un éxito. El disco llevaba seis meses en las tiendas pero no había logrado convertir al grupo en una leyenda. Scott durante cinco años intentó llevar a AC/DC hasta ese pedestal y lo logró, lástima que se perdió la gloria. Como una especie de compensación, el resto del grupo le dedicó su siguiente material titulado "Back In Black".

Publicado originalmente en Rock Stage

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk